Somos
Somos un movimiento regional de organizaciones, grupos, colectivos y activistas que queremos una educación que construya y promueva la igualdad, la equidad, la diversidad y el respeto incondicional dentro y fuera de las aulas. 

Nos une nuestra demanda por el acceso universal a la educación sexual integral.

Haz clic aquí para ver las organizaciones, grupos y colectivos que integran nuestro movimiento.
Nuestra visión
Nuestra visión es una América Latina y el Caribe en donde nuestros Estados garanticen el derecho que tenemos todas las personas a recibir, desde la infancia, una educación sexual integral laica y científica, y brinden a toda la comunidad educativa el apoyo que necesita para promover los derechos sexuales y reproductivos, la igualdad, la diversidad y el respeto dentro y fuera de las aulas.

Aspiramos a sistemas de educación pública empáticos que aplican la perspectiva de género de forma transversal, con un enfoque decolonial, interseccional y antirracista, con el fin de brindar igualdad de oportunidades e información para el pleno desarrollo de cada niñx y adolescente. Una educación pública que utiliza la educación sexual integral como herramienta para la defensa de los derechos de la niñez y adolescencias, que visibilice la diversidad de lxs cuerpxs, identidades y orientaciones sexuales, y que les permitan ejercer el control sobre su salud sexual y reproductiva, tener relaciones sanas y vivir su sexualidad feliz y placenteramente.

Queremos ver les niños, niñas, adolescentes y jóvenes de nuestra región empoderadas, felices e informadas, ejerciendo su activismo por la justicia social y jugando un rol protagónico en la construcción de un futuro libre, feminista, no adultocentrista e inclusivo, en donde cada persona pueda desarrollar su identidad sin ser juzgadx ni discriminadx por su edad, color de piel, habilidades diferenciadas, orientación sexual, identidad o expresión de género. Un futuro en donde celebramos la amplia diversidad en nuestras sociedades, somos libres de violencia, miedo, odio y prejuicios, y que se basa en la dignidad, el cariño y la contención.
¿Cuál es el problema?
Los gobiernos de América Latina y el Caribe están fallando en su deber de brindar una educación sexual integral (ESI) a les niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la región. En su lugar, nuestras instancias educativas y currículos perpetúan los prejuicios, el sexismo y la desigualdad, y no se hacen cargo de la integridad de las personas. 

Esto deja a les niños, niñas y jóvenes expuestes a diversas violencias como el abuso sexual, el acoso y la discriminación, así también a numerosos otros graves problemas sociales como el embarazo no-deseado, las enfermedades de transmisión sexual y la deserción escolar.

Muchos países carecen de leyes, políticas, programas y currículos para la ESI. En otros países si bien existen políticas, leyes o currículos, éstos no se cumplen.

Existe una falta de voluntad política para cambiar esta situación, en gran parte debido a la excesiva influencia de grupos fundamentalistas que utilizan su poder político y financiero para promover agendas basadas en la desinformación, los prejuicios y los discursos de odio, impidiendo el acceso a una educación pública laica y de calidad, con perspectiva de derechos humanos y de género.
¡Es hora de unirnos y exigir nuestro derecho a la ESI!
¿Qué hacemos?
Fomentamos el activismo, en particular de activistas jóvenes, a favor del derecho a la educación sexual integral. Nuestro activismo toma diversas formas, desde acciones en las redes sociales hasta movilizaciones, activismo y artivisimo en las calles y otros espacios públicos. Nuestro sueño es ver a personas en todas las comunidades del continente uniéndose para exigir su derecho a la ESI.

También implementamos campañas comunicativas y educación en derechos humanos para concientizar a la población sobre la importancia de la ESI y una educación con enfoque de género, y los beneficios que estos traen a nuestras sociedades, comunidades y familias.

Finalmente, realizamos incidencia y fiscalización con nuestras autoridades para lograr la aprobación e implementación efectiva de políticas públicas, leyes, presupuestos y currículos educativos a favor de la ESI y el enfoque de género.
Nuestros principios
Todas las organizaciones, grupos, colectivos y activistas que participamos nos comprometemos a poner en práctica estos principios a través de las acciones que hacemos en nombre de la campaña ESIgualdad.
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
Creemos en la ESI / EIS para todxs y una educación laica y no sexista
Luchamos por una educación que construye y promueve la igualdad, la equidad, el respeto incondicional y la diversidad dentro y fuera de las aulas. Exigimos el acceso universal a una educación sexual integral que se fundamenta en los derechos humanos, la interseccionalidad y la ciencia.
Creemos y defendemos la lucha interseccional, transfeminista, neurodiversa, anti-capacitista, anti-racista y decolonial
Promovemos el reconocimiento y reflexión de estas acciones para evitar la reproducción de cualquier forma opresión y discriminación dentro de nuestro movimiento. Reconocemos que perpetuamos muchas veces lo que aprendimos y por eso estamos en constante (des)construcción.
Fomentamos el protagonismo juvenil
Creemos que les niñes, jóvenes y adolescentes son agentes transformadores del cambio y deben liderarar nuestra lucha por la ESI / EIS. Promovemos la colaboración intergeneracional, pero con el objetivo de superar el adultocentrismo y desarrollar el liderazgo juvenil en todos los niveles.
Promovemos la no-discriminación y la igualdad de derechos
Velamos por promover una visión equitativa entre todas las personas, independientemente del género con el que se identifiquen. Nos despegamos de lo que nos enseñaron sobre los binarismos y tomamos acciones que promuevan y garanticen la igualdad de derechos de manera transversal para todas las personas en toda su diversidad.
Celebramos la diversidad dentro y fuera de nuestro movimiento
En nuestro movimiento hay lugar para todas las personas en todas sus diversidades. Identificamos y respetamos las distintas formas de expresión e identidad de las personas, celebrando las diversidades de género, cuerpas, sexuales, raciales y culturales. La diversidad nos motiva, nos fortalece, y enriquece nuestro trabajo creativo.
Somos un colectivo abierto, horizontal y participativo
Promovemos una cultura de participación a través de las relaciones horizontales, formas de organización comunitaria, prácticas democráticas y nuevas formas de toma de decisiones descentralizadas, que contribuyan a redistribuir el poder individual y colectivo. Buscamos desarrollar y fortalecer capacidades para la autogestión, construyendo espacios seguros en donde escuchamos y validamos todas las voces. Reconocemos que las diferencias son parte de la colectividad y trabajamos con ellas. El motor es co-construir y tejernos entré todxs.
Reconocemos y revisamos constantemente nuestros privilegios
Reconocemos que podemos organizarnos y dedicarnos a esta lucha gracias a privilegios que hemos tenido y/o que tenemos actualmente. Somos conscientes de ello y por eso utilizamos herramientas propias de nuestros privilegios, para aportar al trabajo colectivo por el bien común y los derechos humanos.
El auto cuidado es nuestra revolución
Nos cuidamos entre todxs - sabemos que el activismo es increíble pero que también puede ser duro, especialmente en nuestra región. Por eso promovemos prácticas y acciones de autocuidado y cuidado mutuo (físicas, mentales y sociales) de las personas con quienes trabajamos para hacer sostenible nuestra lucha.
Actuamos en el mundo real, pero aprovechamos las herramientas digitales.
No cambiaremos corazones si no salimos y llegamos a la gente en sus entornos locales. Es por esto que tomamos acción en los espacios públicos, con el fin de quebrar nuestras propias burbujas y las de lxs demás a través del arte y el activismo en nuestras calles, nuestras escuelas y otros espacios en nuestras comunidades. A la vez, maximizamos el potencial de las tecnologías digitales para lograr un alcance masivo, y las usamos para promover la conexión en lugar de la división.
Hacemos política no partidista
Usamos la política para generar cambios estructurales, no para promover intereses particulares y partidistas. Proponemos nuevas y mejores políticas públicas para todos, todas y todes.
Donde estamos
Actualmente estamos presentes en los siguientes países, y seguimos creciendo!
¿Perteneces a una organización, grupo o colectivo y quieres tomar acción con nosotres para avanzar la educación sexual integral en América Latina y el Caribe? ¿Estás de acuerdo con nuestros principios?

Súmate a nuestra coalición regional, llenando este formulario aquí.
Completar Formulario aquí